Pamuk en el exilio

La noticia de que el premio Nobel de Literatura, el turco Orham Pamuk tuvo que huir y asilarse en Estados Unidos me pone triste porque valoro enormemente su obra y su pensamiento. Leo de la noticia (una al azar de las muchas que han sido publicadas):

AMENAZAS. En los últimos meses las amenazas contra el Nobel se multiplicaron, hasta el punto que la semana pasada trascendió que el escritor había cancelado por motivos de seguridad un viaje a Alemania, donde sería nombrado doctor honoris causa por la Universidad Libre de Berlín.

Sin embargo, en Turquía corren versiones contradictorias sobre las razones por las que Orhan Pamuk abandonó el país la semana pasada en dirección a Estados Unidos; aunque persiste la hipótesis de que las amenazas supuestamente recibidas por parte de círculos extremistas fueron determinantes.

El redactor jefe del periódico Sabah, Fatih Altayli, asegura que “no son un mero chisme” las informaciones sobre su partida de Estambul al extranjero, “quizás para siempre”. Altayli confirmó que el escritor “fue al banco para sacar 400 mil dólares de su cuenta” y se dijo también que la intención del autor de Estambul era abandonar Turquía “para no volver en mucho tiempo”.

Triste.

Paralelamente, me consigo en Youtube un video corto pero muy hermoso con imagenes de Estambul y del autor. Comienza con una frase, que ha de ser una cita: “Nada puede ser tan sorprendente como la vida; la escritura es el único consuelo”. Está en alemán tambien, pero las imágenes valen por si mismas; conmovedor verlo recorrer esas calles de las cuales no sabe si se despidió para siempre:

http://www.youtube.com/v/xu7TmGeZxo8

Aviso

Esta entrada corresponde al archivo histórico de Ciberescrituras (2005-2012).

También te puede gustar...

3 comentarios

  1. ID: 1667367
    Es una penosa noticia, creo en mi opinión que Orhan lejos de su Estambul natal, su hermosa y sutil musa, queda extraviada; ya que solo basta, con dar un pequeño paseo por el Bosforo desde la muerte del Mar Negro, para que el aire, la música y toda la energía de esta mágica ciudad, llene todos tus pensamientos, como si se tratase de un nirvada -no estoy exagerando- y mucho más cuando se ha nacido allí. Orhan Pamuk, es un premio Nobel muy especial y humilde a mi pequeña opinión. Solo espero que USA no cambie su forma de ver la vida -tengo el consuelo que ya ha vivido allí durante un tiempo- ejerciendo como profesor en una notoria universidad.
    Pero la vida de este gran literato, esta unida a la fuerza de Santa Sofía y a una ciudad con algunas calles empinadas en las que perderse es todo un placer sin igual.

    Sin más que agregar.

    Antonio Alviárez

Deja un comentario