¿Por qué el Sistema Nacional de Orquestas Juveniles de Venezuela ganó el Premio Príncipe de Asturias?

Esta es una gran noticia. El Sistema Nacional de Orquestas Juveniles ha ganado el Premio Príncipe de Asturias a las Artes. La reacción de alegría ha sido instantánea por parte de grandes personalidades de la música a nivel mundial, como Daniel Baremboim para quien esta experiencia, creada y llevada adelante por José Antonio Abreu, ‘demuestra como pocos el carácter existencial de la música’. La mezzosoprano Teresa Berganza, quien detenta el mismo premio en el año 1991, dijo:

Me ha producido una gran alegría, ya que su labor es única en el mundo. Es un premio muy merecido y me gustaría comunicarles, desde lo más profundo de mi alma, que estoy a su disposición. Están haciendo una labor impresionante con muy pocos medios

Los grandes protagonistas, sin embargo son el maestro Abreu y la estrella rutilante de la dirección orquestal Gustavo Dudamel, quien es la demostración perfecta del poder de la música como motivador y del sistema de orquestas como institución formadora. Dudamel dijo:

Seguir leyendo...

Ana Enriqueta Terán cumple 90 años

Me entero tarde y con poca lucidez como para escribir algo más analítico que espero escribir mañana para papel en blanco, pero no lo puedo dejar pasar la celebración. Hoy 4 de mayo cumple 90 años de existencia LA POETA venezolana: Ana Enriqueta Terán.

Desde que leí la noticia he estado leyendo algunos de sus poemas y elijo uno para compartir de su libro Construcciones sobre basamentos de piedra (Monte Ávila Editores, 2006).

Lucir despacio

Cómo lucir con nieblas en perfumes entrecejo.
Cómo desgranar gestos, quedarse blanca,
lucir despacio.
Hacer del arca suave manejo de aguas.
Andar leve de hembra para no ofender pisos
ni quietud de reflejo en brillantez pura. No ofender.
No congraciarse con quien exige reverencias.
Esconderse en única palabra que yo misma ignoro.

Seguir leyendo...

Política (editorial) y honestidad periodística

Me he pensado mucho si publicar esto o no, pero creo que debo hacerlo al margen (o más bien a causa) de las resonancias personales que este evento ha tenido en mi. Se trata de un equívoco informativo que rondó el mundo cultural y periodístico desde la semana pasada y que afectaba negativamente la imagen de la gestión que mi compañero, Carlos Noguera, lleva adelante como Presidente de la principal editorial del Estado, Monte Avila Editores.

Probablemente en otras circunstancias ni squiera lo mencionaría pero es que en este caso la persona que se encontraba en el lado acusatorio es alguien a quien, por razones personales e intelectuales, aprecio de manera especial: Teodoro Petkoff.

El equívoco: primer editorial en Tal Cual
En el editorial del Diario Tal Cual del 3 de abril de 2008 Simón Boccanegra denunciaba que Monte Ávila vetaba a Rafael Cadenas y lo decía en los siguientes términos:

Monte Ávila veta a Rafael Cadenas
SIMÓN BOCCANEGRA – TalCual

Me cuenta un profesor de la Escuela de Letras de la UCV que está dando un curso sobre Rafael Cadenas y tiene serios problemas con la bibliografía para los estudiantes, pues la antología de su poesía no se consigue por ningún lado, ni en los pasillos de la universidad, ni en otras librerías, ni en “ferias del libro”, ni en los tarantines del Capitolio o las Fuerzas Armadas.Tampoco en la propia librería de Monte Ávila, que tan bien funcionaba, porque el iluminado Farruco Sesto la voló del mapa.

Muchachos, no pierdan más su tiempo y vayan a sacar fotocopias a la biblioteca. Pero, ¿cuál será la causa del eclipse de esta obra tan necesaria? El asunto es sencillo: el libro fue publicado en 1991 y no ha sido reeditado. ¿Cómo es posible, se pregunta este minicronista, que la editorial del Estado, al más puro estilo del “canal de todos los venezolanos”, no reedite la poesía de Cadenas, cuando hay un consenso, generalizado entre los lectores de cualquier bando político, de que se trata de uno de nuestros más importantes escritores y pensadores? Ya el avisado lector habrá adivinado: la poesía de Cadenas no se publica porque él no es chavista y ha firmado numerosos documentos que cuestionan el autoritarismo galopante de este gobierno.Y obviamente no se trata de un caso aislado. El veto se extiende a todos los autores que se encuentran en la misma situación. Conclusión: Monte Ávila sólo publica autores chavistas (sin que importe mucho su calidad), o antichavistas solapados que se cuelan entre las rendijas de la intolerancia política.Ya sabemos de las extravagantes concepciones sobre la cultura del “poeta” Farruco y del espíritu inquisidor que le ha llevado a hacer razzias entre el personal “sospechoso” de tantas instituciones que han tardado décadas en consolidarse para finalmente desmantelarlas. Pero, ¿quién hubiera imaginado esta vergonzosa conducta de Carlos Noguera, el director de la editorial? (el resaltado es mío. JB) Sin embargo, queda un consuelo: la obra de Cadenas puede encontrarse en libros de prestigiosas editoriales extranjeras como el Fondo de Cultura Económica, de México, o la colección Visor, de España, que sí se interesan en la buena literatura

Seguir leyendo...

Ciberescrituras y (¿con?) la Revista Comunicación

Hoy es un día especial, ya que seré parte de una reunión que seguramente será muy interesante. Se trata de una invitación que nos hizo Luis Carlos Díaz a tres blogueros más y a mi para que compartamos con el Consejo de Redacción de la Revista Comunicación , una publicación pionera en Venezuela sobre el tema de los medios de comunicación. Comparto la sorpresa de Jeanfreddy , quien es uno de los invitados, porque la pregunta es más o menos: ¿y yo qué he hecho para merecer esto? Es como la sensación de que los chicos malos de la cuadra vamos a hablar con los profes, lo que de verdad saben del oficio y al mismo tiempo sé que no es así porque en el grupo hay gente muy apreciada como Andrés Cañizales, director de la revista; Carlos Delgado Flores, secretario de redacción; gente “de mi corazón” como José Ignacio Rey y Jesús María Aguirre y gente que me inspira el más profundo respeto como Marcelino Bisbal.

Quizás debí decir primero que la revista Comunicación es una de las publicaciones del Centro Gumilla con cuyos miembros me relaciono desde muy joven, entre otras cosas porque estudié 4o y 5o año de bachillerato en el Colegio San Ignacio de Loyola de Caracas y porque mi padre ha sido columnista constante de la Revista Sic . Enfín, todos estos detalles para compartir que, para mi esta invitación es particularmente importante. Quizás no estén todos los que mencioné pero lo cierto es que quiero ir sin muchas expectativas en torno a qué o a quién me encontraré, sé que será muy positivo. Lo que sí me parece fundamental recalcar es que esta experiencia es un nuevo paso (gracias, Luis Carlos por esto) para dar a conocer un poco más qué es esto de la blogosfera y conversar sobre las implicaciones de esta nuevas maneras de publicación sobre el periodismo tradicional.

La invitación que nos hacía Luis Carlos decía apenas lo siguiente:

La Revista Comunicación, con 31 años de historia en el estudios de las ciencias de la comunicación en Venezuela, los invita para el próximo martes 27 de marzo a las 5 de la tarde a una charla con el consejo de redacción. La tertulia será para nuestra sección Hablemos, en la que el equipo de la revista comparte con uno o varios entrevistados. Esta edición trimestral de la revista se dedicará a “Nuevos medios, nuevas prácticas”, y el papel de las  plataformas digitales en manos de la ciudadanía es sumamente importante.

Así, será una buena oportunidad para hablar de lo que ustedes hacen como blogueros con un auditorio interesado en la investigación
académica.

Aquí sus páginas, por si no se conocen entre ustedes:

http://www.espacioblog.com/ciberescrituras

 

http://rulemanes.blogsome.com/


http://irresponsabilidad.blogspot.com/

 

http://www.encaletado.com/topocho/

 

Algunos ya nos conocimos en el encuentro informal de hace algunos meses, así que será un placer el reencuentro y, por otro lado, conocer a Jeanfreddy (al menos yo).

Allí estaré, Luis Carlos. Llego en metro, así que resérvame un puesto en tu carro para la bajada. Jaja 🙂

Seguir leyendo...

Librerías de bolsillo: ¿negocios micro para un problema macro?

El libro es para muchos un tema romántico. Cada vez que digo que tengo una librería, que soy librera, no falta alguien en el auditorio que diga “Ay, ese es el negocio de mis sueños” o “Mi gran sueño es tener una librería”. A estas alturas ya me sonrío porque estoy más que conciente de todo lo que implica tener un negocio como este. En primer lugar emerge la imagen de una biblioteca con cómodos asientos, silencio, paz, alguna música, y el cobijo de altos anaqueles llenos de volúmenes y la figura del librero sabio conocedor de cada palabra que se ha pulicado y que aparece como una suerte de mentor de sus clientes. La idea de que como libreros debemos saber todo lo que nuestros clientes desean y sobre todo que debemos haber leído todos los libros de los que hablamos es una de las más falsas que existe. Desde que reabrimos Noctua, por ejemplo, mi tiempo de lectura efectiva a bajado considerablemente y me la paso lamentándome de no tener tiempo para leer todas las cosas que quisiera.

Pero para tratar de no dispersarme en reflexiones que me llevarán por otros derroteros, quisiera, antes de pasara a la noticia que quiero comentar, resaltar el hecho de que nuestra experiencia nos ha convencido de que el contexto en el cual está la librería marca de alguna manera su perfil, y que, al mismo tiempo -aunque parezca contradictorio- habrá clientes para todo. Los lectores marcan las compras y al mismo tiempo las libreías modelan a los lectores. Es un juego de interrelación muy interesante.
Uno de los grandes problemas que tenemos acá en Venezuela es el de la centralización, que se refleja en que la mayor parte de la población vive hacia los polos urbanos que se concentran hacia el norte de país. Caracas, evidentemente, es la ciudad que más pobladores concentra y en la que podemos encontrar la mayor cantidad de negocios y servicios. Las librerías no son una excepción, por lo cual mucha gente debe viajar a la capital para conseguir los volúmenes que necesita. Paulatinamente el panorama parece cambiar pero lo hace en aquellas ciudades principales y que tienen algún tipo de población universitaria, como Mérida.
Desde el punto de vista privado, algunas cadenas han abierto sucursales en el interior del país y sabemos de algunas, contadas, iniciativas individuales de libreros en un par de ciudades, sin embargo, el panorama sigue siendo desolador. lamento no tener números acá, sin embargo, es claro que uno de los grandes retos es lograr que exista un volumen de librerías que atienda toda la población lectora y potencialmente cliente.
Desde el estado, tenemos a Kuai-Mare [posteriormente transformadas en Librerías del Sur] que:

Es una Fundación del Estado que está orientada a la creación y mantenimiento de un amplio mercado para los libros venezolanos, latinoamericanos y caribeños. Esta labor se realiza a través de la promoción, difusión y comercialización mediante una red de librerías que se extiende a pasos rápidos por el territorio nacional.

Sin querer caer en el polémico tema de si sirve o no la red de librerías que ha tenido un crecimiento bastante acelerado en el último año, aparece un proyecto que es el de las librerías de bolsillo y que, al menos en la enunciación parece interesante. Acá lo que dice la noticia:

Caracas, 21 Oct. ABN.- El proyecto de Librerías de Bolsillo de la Fundación Kuaimare, que incluye a la comunidad organizada en la comercialización de textos a través pequeños puntos de venta, arrancará durante la II Feria del Libro de Venezuela Filven 2006 que inicia el 9 de noviembre próximo.

Las denominadas Librerías de Bolsillo se entregarán a cooperativas, consejos comunales y sociedad organizada en general para que administren estos espacios y con la finalidad de que ellos mismos puedan decidir cuál es el tipo de libro que necesitan para responder a las demandas de información de la localidad.

No tengo detalle acerca de cómo funcionarán exactamente, pero por una nota en el portal del Ministerio de la Cultura, parece que este año se instalarán al menos dos: una en Río caribe y otra en Trujillo y que serán instalaciones pequeñas, económicas, móviles.

La reflexión que me queda después de leer esto tiene que ver con quién crea la necesidad del libro y de la lectura. Es el tema de la oferta y de la demanda, que es casi como el tema del huevo y la gallina. Quién fue primero. Es poderoso tener claro que la librería responde a las necesidades de una población, pero al mismo tiempo, que la librería quiéralo o no es una suerte de institución formadora de sensibilidades, una guía de lecturas. Como idea, suena interesante, habrá que ver cómo se lleva adelante.

La fotografía es del usuario de Flickr Danielito311

Seguir leyendo...