Louis Brown, la primera bebé probeta, da a luz a su primer hijo

Y ustedes podrán preguntarse “¿A qué viene que a Juliana le de por escribir de esto en Ciberescrituras?”, pues porque leo la noticia y es casi como si mi hermana tuviera un bebé (como, de hecho me ocurrió hace unos cuatro meses) y yo fuera tía. Vale, es una exageración pero es que la fertilización del óvulo de la Sra. Brown y el nacimiento de su primera hija en 1978 fue un acontecimiento que siguió todo el mundo y fue una verdadera revolución en la medicina.

Hoy, Louise ya es madre, aunque ya se sabía, por su hermana Natalie (quien ltuvo un hijo en el 2003), que las hijas concebidas por fecundación artificial si pueden concebir hijos de manera natural. Louise trabaja en el correo de Bristol y está casada con Wesley Mullinder un antiguo guardia de seguridad.

La fecundación, gestación y nacimiento me siguen pareciendo a mi de los fenómenos naturales más interesantes y de las vivencias humanas más intensas y profundas. De hecho, celebro ser madre y, sobre todo, celebro haber podido elegir cuándo serlo. Bondades del siglo XX.

Noticia en La Vanguardia

Aviso

Esta entrada corresponde al archivo histórico de Ciberescrituras (2005-2012).

También te puede gustar...

8 comentarios

  1. ID: 1591539
    El señor Osama Bin Laden tiene 53 hermanos, podrìa

    concebirse con este sistema ?, tambièn se alquilan

    vientres como si fueran bicicletas, echas tu esper

    ma y esperas 9 meses, ya tienes tu hijo (màs no

    hay ternura da madre, es esto un regocijo ?, no

    hay nada que festejar, todo va para peor, adios

    familia, un abrazo, atte.-

  2. ID: 1591569
    Hola, Cacho. Entiendo perfectamente lo que dices. Me faltó agregar que uno de los impactos más grandes que tuvo la píldora y, correlativamente, la concepción y vitro y demás avances en la fertilización es la posibilidades que ha dado a las mujeres de elegir. Las madres de los 53 hermanos de Osama Bin Laden seguramente no pudieron hacerlo, era, y es, una obligación la materanidad para ellas. Cuando, por el contrario, pdemos elegir conscientemente, sin presiones sociales podemos abrirnos al regocijo y a la ternura (tomo las palabras que tú mismo usaste). Es posible y soy una eterna optimista, no creo que todo vaya para peor.

    Saludos,

  3. ID: 1591661
    Yo comparto contigo la celebración de haber elegido ser madre. Soy psicoterapeuta, y mis pacientes de hoy día muchas veces demoran esa desición hasta puntos en que les cuesta concebir naturalmente. Creo que es el control natural de la natalidad en el mundo 🙂

  4. ID: 1592182
    Corrección. (Me parece tendré que hacer como Hemingway, que escribía de pié). Al andar dos pasos me doy cuenta que la Techno es la abuela de la criatura de Louise. Pero bueno… Y agregaría que comprendo a Cacho por no tener ese optimismo social… Aunque claro está que es optimista individualmente, como yo; y manifiesta esto al escribir comentarios. (Conceptos de “optimismo” que provienen de la Dra’ Mead, que era una Bocha, sí; aunque tuvo sus soberbias ad-hoc imperialis). Buenos Días.

  5. ID: 1592234
    Es un gran invento, espero que no se modifiquen geneticamente, las ganas de libertad y expresión de los seres humanos, así lo tendrían mejor los poderosos del mundo al tener el rebaño en calma. Saludos

Responder a noemi Cancelar respuesta