Calatrava y el renacimiento de las ciudades

Hay momentos en los cuales definitivamente los temas nos encuentran e insisten con su presencia hasta que no podemos sino hacerlos cuerpo a través de la escritura. En este caso se trata de la arquitectura, que ejerce una gran fascinación en mí desde siempre y de la cual he tenido que ocuparme especialmente en los últimos días para un posible proyecto que me tiene entusiasmada.

La arquitectura es una disciplina particular, pensaba esta mañana, una disciplina fronteriza y lo que me fascina de ella es justamente eso, que sea borderline: técnica, cálculo y arte interconectados en la personalidad de que diseña y lleva a cabo una obra que, al final, tendrá un objetivo para la gente que la va a habitar.

Seguir leyendo...