El incierto futuro del mural de Siqueiros en Buenos Aires

Me he quedado fascinada con esta historia de un mural de David Alfaro Siqueiros, el artista mexicano que estuvo un par de años en el exilio en Buenos Aires, específicamente, entre 1933 y 1934. Allí realizó un mural en el sótano de la residencia de Natalio Botana. Años después, ya muerto Botana, la residencia se vendió y su nuevo dueño no quiso tener más el mural en su residencia. Al principio, y ante la dificultad de sacarlo, decidió cubrirlo con cal pero descubría, probablemente con horror, que la pintura renacía de los muros. Finalmente, contrató a alguien que lo sacó de allí y durante décadas la obra de arte ha estado encerrada en un container sin saberse muy bien a quién pertenece.

Dos películas dan cuenta de la historia de creación y destrucción de esta obra, unica dentro de la obra del muralista mexicano. Por un lado está el documental Siqueiros, ejercicio plástico, realizado por Silvia Noemí María, quien dice:

Seguir leyendo...